miércoles, 21 de marzo de 2012

"Están las vacunas y las vacunas"


Las vacunas son preparados antigénicos, obtenidos a partir de microorganismos muertos o atenuados, o bien de la toxina que produce pero modificada para que pierda su actividad patógena, pero conserva su capacidad antigénica. Con ello se consigue memoria inmunológica


Las vacunas supusieron claramente un avance en la efectividad de los cuidados médicos, pues consiguieron controlar las infecciones modificando el perfil de mortalidad. Se puede decir que "son los primeros medicamentos de uso poblacional y de gran impacto social", seguido de los antibióticos 150 años después. (1) Parece por tanto irrebatible la efectividad de las vacunas "clásicas" como la de la viruela, la del sarampión o la de la difteria, que permitió hacer frente a una infección que causaba la muerte de 1 de cada 10 personas afectadas. Sin embargo, cabe cuestionar la efectividad, el perfil riesgo-beneficio e indicaciones de las "nuevas vacunas" destinadas a infecciones de menor significación e impacto poblacional

La vacuna contra la gripe estaciona es una de ellas, y está cargada de desconfianza. Según un estudio realizado por Fireman B, Lee J, Lewis N, Bembom O, van de Laan M, Baxter R; sobre la influencia de la vacunas, se puede determinar una efectividad de la vacuna del 4.6%. La vacunación evita 16 muertes por 100.000 en plena epidemia, y es por tanto falso que reduce la mortalidad un 50%. Además se debe distinguir los casos de "gripe clínica" de los casos de "gripe", para así, valorar mejor la utilidad de la vacuna, pues hay que tener en cuenta que el 80% de los casos de "gripe clínica" son causados por virus no gripales.

A us vez, los estudios de la efectividad de la vacuna antrigripal muestran contradicciones entre los resúmenes/ conclusiones y los resultados obtenidos .

Según una revisión sistemática de Jefferson T , DiPietratong C, Debalini MG, Rivetti A, Dimicheli V; de 259 trabajos, el 70% presentaban conclusiones a favor de las vacunas antigripales, pero sólo el 4% tenían la calidad suficiente para no estar sesgados. Es decir, el resumen es casi siempre favorable en ausencia de evidencia científica. Si uno se limita a leer las conclusiones se queda con una versión que no corresponde a la del texto íntegro.

Por consecuente, cabe exigir:

  • Mayor rigor científico
  • Transparencia
  • Ética y moral


Documentación:

(1) Gérvas J.Pérez Fernández M. Las vacunas contra el virus de la gripe. AMF 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario