martes, 28 de enero de 2014

¿Cuál es el cuadro más caro de la historia?



Es común observar en los diferentes medios que se ha vendido o subastado un cuadro por una gran suma de dinero, la cantidad suele venir de un número entre el 1 y el 75 seguido por millones de euros o de dolares. 

Desde cuadros abstractos que la población general no solo no entiende que se vendan a ese precio, sino como se puede considerar arte (aunque no es esta una entrada para valorar si es arte o basura) hasta cuadros de artistas reconocidos que cualquier niño de primaria ha visto en alguno de sus libros. 

¿Pero cuál es el cuadro más caro del mundo?
¿Es un Picasso, un Van gogh, un Klimt? 
¿El Guernica, El grito, Muchacha asomada a la ventana?

No, no es  ninguno de ellos, a pesar de lo que se cree, el cuadro más caro del mundo no es de lo más conocidos popularmente, muchos no han oído hablar de él, aunque tiene una gran historia.
 ¿Cuál es entonces?: 

Los jugadores de cartas, de Paul Cézanne, cuyo precio de venta fue: 250.000.000 dolares, adquirido en 2012

El cuadro forma parte de una serie de cinco cuadros, siendo el más caro del mundo el quinto de esta serie.

Hay que destacar el hecho de que un cuadro sea más caro no significa que sea más perfecto, más bello, con mejor técnica. Puede hacer varios factores que hayan influidos: puede ser que haya sido el cuadro preferido de dos ricos coleccionistas que no han tenido ningún inconveniente en el precio con tal de poder incluirlo a su colección, y esta lucha haya propiciado el precio;  también pudiera ser que el cuadro mejor pintado este en posesión de alguien que no quiera venderlo, aunque si lo hiciera fuera por un precio mucho mayor.

No juzguen si merece ser el más caro, solo disfruten de él.

 

sábado, 18 de enero de 2014

¿Sabías que la ligadura de las trompas uterinas (de falopio) es reversible y no irreversible como se suele creer?



Las trompas uterinas o también llamadas trompas de Falopio son unos conductos musculares que conectan los ovarios con el útero.

Al ligar estos conductos quirurjicamente se evita que una mujer pueda quedar embarazada.

Es de pensamiento general en la población de que esta es una decisión para toda la vida, y que si te ligas las trompas de falopio nunca más podrás quedarte embarazada (salvo que te las hayan ligado mal). La cuestión es que esta operación es reversible y se pueden volver a "ligar" las trompas mediante una recanalización de las trompas o reconstrucción de las trompas (reanastomosis tubárica)

Estas operaciones reversibles son posibles siempre y cuando la primera operación, la de ligadura se practicase correctamente sin haber dejado daños permanentes que impidan su reconstrucción o recanalización. En función de como se hizo la  primera operación se puede practicar:


  • Anastomosis tubárica
  • Implantación tubárica
  • Salpingostomia tubárica

Es conveniente destacar que los riesgos son mínimos, las posibilidades de quedar embarazada una mujer fértil por encima del 60%, y el coste de la operación ronda los 4000 euros.

lunes, 13 de enero de 2014

¿Hidratos de carbono o glúcidos? ¿Qué es más correcto?

Entre los macronutrientes están los glúcidos o hidratos de carbono, también conocido como azúcares. Que son fundamentales para la vida es de sobra conocido, que hay que consumir entre el 50-55% de la energía total o entre 3.5g-5g/kg/día no tanto, pero muestran la vital importancia de este tipo de macronutriente

En un anuncio oímos glúcidos en un programa hidratos de carbono tal vez en una serie carbohidratos o también azucares ¿Cómo debemos llamarlos? 

En primer lugar destacar que azucares solo se refiere solo a monosacáridos y disacáridos  así no debemos llamarlos así de forma grupal. 

Carbohidratos y hidratos de carbonos son formas diferentes de referirse a lo mismo, pero bajo la misma premisa. Se basan en que cumplen la forma empírica Cm(H2O)n. Este hecho fue el detonante para que cuando empezaron a estudiarse se pensara que eran hidratos de carbono, nombre que hizo fortuna y por tanto todavía se emplea, aún cuando se ha demostrado que en absoluto corresponde a su verdadera estructura química. Así pues, no es correcto llamarlos así, aunque está muy expandido.

Por último, glúcidos. La palabra deriva del griego clásico y significa, dulce. No obstante, aunque la mayoría de los glúcidos son dulces no todos lo son, así que, aunque se acuño este termino para solventar la incongruencia de llamarlos hidratos de carbono, paradojicamente sigue siendo incompleto.

Así pues, llamarles como queráis, ninguna denominación es del todo correcta.


domingo, 5 de enero de 2014

Umami o el quinto sabor del que no sabías nada


Prácticamente todos los niños aprenden en el colegio los sabores, y juegan con sus dedos tocándose en la lengua la zona predominante de dichos sabores (pues hay que destacar que aunque están divididos en diferentes zonas en la lengua, en verdad todos están a lo largo de ellas, simplemente unas zonas no mucho más abundante en una serie de canales y receptores que hacen que en esas zonas predomine un sabor).
Los sabores son del más superficial al más profundo: dulce, salado, ácido y amargo. 
En la mente de muchos que fueron niños y de los que aún lo son perduran estos sabores y los cuentan como cuatro, siempre uno menos que los sentidos (5).

En esta época en la que ya no solo se come para sobrevivir, sino que queremos comer salud hay una gran ampliación de conocimientos sobre los alimentos y sus propiedades, aunque aún quedan muchos desconocedores facultativos (aquellos que les son familiares los conceptos de Ca, omega 3, colesterol y otros menos comunes pero que no tienen el conocimiento real de ellos ni una verdadera base de su importancia). Así, en lo últimos años ha comenzado a sonar bastante el sabor de umami, aunque en verdad este sabor se descubrió hace un siglo, y desde hace varías décadas se comenzó a investigar y a hablar de él. 

Umami es una palabra japonesa que significa literalmente delicioso sabor al agrupar los términos en japonés y que se interpreta como sabroso. 
Este sabor es característico de los alimentos que contienen  altos niveles de glutamato monosódico, inosina monofosfato (IMP) y monofosfato de guanosina (GMP).

Este sabor tan sabroso (valga el juego de palabras) a ocasionado algunos problemas de adición al querer consumir solo alimentos de este tipo o simplemente usar glutamano monosódico como potenciador de sabor. Pero estos problemas solo son visibles en casos muy extraños, siendo totalmente seguro su consumo. 

Este sabor se puede encontrar en carne curada, pescados, mariscos, verduras...
Unos de los ejemplos más clásicos por estar incorporado en gran medida en la dieta mediterránea es el tomate. 

Este sabor ha sido centro de muchos temas culinarios y de salud, y para no ser menos el área del sabor es en pleno centro de la lengua, rodeado de los demás sabores.

viernes, 3 de enero de 2014

¿Qué es la homeopatía?



Hace un mes el gobierno español anuncio la venta de productos homeopáticos (los cuales ya se estaban vendiendo) como una medida para aquellas personas que no podían afectar los costes de sus medicamentos, encontrando en estos una posible solución, ¿Pero es realmente una solución? Los productos homeópatas es cierto que poseen una base bajo la cual se supone que realizan su acción terapéutica, pero a fin de cuentas no es más que agua, y aunque el agua es fundamental, no es un medicamentos.
Ante lo recién escrito la que creo sería la pregunta que nos hacemos sería, ¿Cómo van a vender agua? Si son medicamentos pasaran muchos controles...
Bien, los controles que pasan, al ser productos homeópatas son menos estrictos, y como los excipientes que llevan suelen ser normalmente azúcar no producen efectos secundarios, lo cual hace que sean muy atractivos de comprar, porque claro es la repera si no producen efectos secundarios, y son fáciles de hacer pasar por un control porque no van  a hacer daño directamente a nadie, ya que son agua. ¿Pero cómo va a ser un producto agua? Es lógico que nos lo sigamos preguntando. 

La homeopatía se basa esencialmente en similia similibus curantur , es decir, lo similar cura lo similar. Esto quiere decir que si tu tienes diabetes y precisas bajar la glucosa lo que tienes que hacer es dar más glucosa para el cuerpo. Si tienes problemas para dormir deberás tomar cafeína o compuestos de estos efectos. Si estás infectado por un virus deberás "consumir" dicho virus. Si tomaras este medicamento así en una persona normal en vez de curarla le harías enfermar (lo cual es lógico)
Claro está que no lo vas a tomar de esta manera, porque sabemos que si tomamos cafeína por ejemplo dormirnos va a ser más arduo todavía. Entonces añaden la base de que esto ocurre en concentración muy diluidas, ¿Cuánto de diluidas? hasta que solo haya agua y nada más que haya agua, ya que para ellos el agua tiene memoria: memoria del agua y entonces como se acuerda de lo que había no pasa nada porque ya no este.

Estas son de forma general las bases de la homeopatía. A continuación, un vídeo de James Randi (el cual no tiene que ver con las ciencias de la salud, pero se ha dedicado a desentrañar los fraudes de las pseudociencias). 

En mi opinión, la homeopatía como broma es hasta un mal chiste, lo único que hace es un efecto placebo, pero supone un gran problema ya que las personas que creen en ella dejan de tomar la auténtica medicina y toman mucha agua y eso tiene sus consecuencias. No digo más, pero el asunto es muy serio y realmente me provoca mal humor.





jueves, 2 de enero de 2014

Un dios romano con dos caras o por qué enero se llama así

Al escuchar hablar de la mitología clásica una gran proporción de las personas piensa en los grandes dioses griegos o también en la adaptación romana, y siempre que hace esto suelen poner una cara a tal dios o diosa, ataviado con diferentes vestimentas en función de la importancia del dios y con algún que otro poder. Es curioso también que se les suele atribuir cierta barba también.

Lo que en un primer momento no cabe pensar es un dios basado en esta mitología con dos cabezas, pero este dios si que es veraz, el asunto de si existe es más complicado de demostrar, pero es cierto que estuvo presente, y la prueba más fiable y muy fácil de observar eran monedas con su rostro, o mejor dicho con sus dos caras. 

¿Quién era este dios?



Este dios, conocido en la mitología romana, era Jano o en latín Janus. No era de los dioses más conocidos, pero sin duda poseía un gran rasgo distintivo. Jano era el dios de las puertas, de los comienzos y de los finales. Era el dios del pasado, presente y futuro. Estos tránsitos que suponen el comienzo y el final, el pasado y el futuro es motivo por el cual era representado con dos caras.
Además, debido a ser dios de los comienzos se le otorgo el nombre del primer mes del año. Motivo por el cual Enero se llama Enero y no de otra manera, aunque bien es cierto que al ser también el dios de los finales podría haber sido el último mes, pero era más conocido por los comienzos, por ello al inicio del año y de una guerra se le convocaba.

Es meritorio destacar que Jano no tiene equivalente en la mitología griega.