lunes, 16 de abril de 2012

Zorse: un híbrido entre el caballo y la zebra


Todo el mundo ha fantaseado muchas veces con animales fantásticos, animales extraordinarios por su belleza, fuerza, velocidad, amabilidad...

Muchas veces soñamos un mundo lleno de dinosaurios, unicornios, dragones...

Pero, no nos damos cuenta que hay veces que no hay que soñar, en nuestro planeta existen especies fantásticas que solo esperan a ser descubiertas o a ser conocidas.

Hay dos vías

  • Estudiar biotecnología y reproducir animales fantásticos
  • Adentrarnos a conocer las maravillas que nos ofrece el planeta
Ambas son válidas, pero la segunda está al alcance de nuestra mano.



Os voy a hablar del zorse, un animal increíble. Tal vez sepáis que hay algunas especies que se pueden cruzar entre sí obteniendo una descendencia infertil . Seguramente el ejemplo más común, al menos en España es un caballo con una burra, o un burro con una yegua. Pero la naturaleza nos ofrece muchas más combinaciones.

El zorse nace a partir de la cópula entre el caballo o yegua y la cebra.
Puede parece para algunos un disparate, pero si paramos a analizar descubrimos que ambas especies pertenecen al mismo género, ambas son Equus.
Tal vez nos parezca extraño, pero es porque no lo conocemos, porque la mula nos parece algo muy normal y común.

Cabe destacar que los zorse se emplean muchas veces como caballos, participando en las mismas tareas que los caballos. Al pertenecer a una mezcla de especies no pueden tener descendencia, pues tienen unas diversidades genéticas que no lo permiten.
Los datos apuntan a que este híbrido (que no especie) fue descubierta por Lord Borton en 1815, naciendo una hembra. Aunque, como es obvio la existencia del zorse será mucho más antigua

¿Quién sabe las maravillas que están por descubrir? ¿Quién sabe las combinaciones que puede llegar a dar la naturaleza?

Solo me queda maravillarme con el planeta Tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario