lunes, 2 de abril de 2012

¿Es cierto que los antibióticos proceden del moho?






Desde hace algunas décadas es una pregunta común, actualmente no tanto

La respuesta es si, si proceden del moho, pero es una larga historia...

...Se remonta al siglo XIX, cuando los biólogos comprobaron que gracias a una sustancia venenosa que generaban ciertos tipos de microbios se podía combatir el desarrollo de otros. Denominaron al procesos "antibiosis" y "antibióticos" al veneno.

En realidad, los primeros antibióticos, tal y como los conocemos, no se empezaron a fabricar hasta la década de los cuarenta. Procedían de la bacteria del hongo azul llamada penicillium. Esta penicilina, así la denominaron, resultó ser tan eficaz contra las infecciones bacterianas, como la neumonía y la sifílis, que su descubrimiento animó a la investigación de otros antibióticos producidos de manera semejante. Todo ello dio algún crédito al viejo remedio de curar las heridas infestadas mediante la aplicación de moho. Desde luego, el empleo del moho azul habría sido muy eficaz para el tratamineto de heridas y úlceras, pero en la práctica se utilizaba el hongo de pan en forma de cataplasma.
Esta costumbre popular significaba, en la mayoría de las veces, una pérdida de tiempo. El calor había destruido la penicilina activa.


En la actualidad existe una gama muy amplia de antibióticos producidos mediante métodos muy complejos. En su estructura original aún proceden de hongos, en la mayoría de los casos, pero también se utilizan una gran variedad de elementos químicos.

Se denomina antibiótico a cualquier medicamento moderno relacionado con alguno de estos venenos. Pero cuando se trata de un producto sintético, aunque tenga la misión de atacar los microbios, se conoce con el nombre de antimicrobiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario